0

Los peores casos de injusticia contra las mujeres

Un millón y medio de mujeres contra el mayor vendedor minorista del mundo; una mujer casada que es agredida por su amante; mujeres elegidas para cargos políticos que luego dan un paso al costado para que su lugar lo tomen los hombres.

08-Jun de 2012|BBC Mundo
Foto: BBC Mundo

Esos son sólo tres casos judiciales en materia de equidad de género que fueron destacados por la organización no gubernamental Women’s Link Worldwide, que desde hace cuatro años organiza los premios ‘Género y Justicia al descubierto’.

La ONG analizó 91 decisiones en 32 países para ‘visibilizar el papel que tienen los jueces y las juezas en avanzar o retroceder los derechos de las mujeres’.

Conozca las decisiones que tomaron los jueces en los casos mencionados.

Estados Unidos

Fue calificada como la acción judicial de género más grande de la historia.

Se trata de la demanda colectiva de 1,5 millones de mujeres contra la cadena de almacenes Walmart, que alegaron discriminación sexual en su trabajo en temas como los sueldos o las posibilidades de ascenso.

Pero la Corte Suprema decidió que no era posible juntar las quejas de empleadas de 3.400 tiendas, por lo que las denuncias debían ser a título individual.

Según el juez Antonin Scalia, quien escribió el veredicto de 27 páginas, ‘la evidencia de que exista una política generalizada de discriminación que aplique en todas sus tiendas y a todas sus empleadas es inexistente’.

Women’s Link Worldwide consideró que esta fue una decisión judicial negativa para la equidad de género por tratarse de lo que calificó como un ‘argumento procesal’ de la corte para evitar que las mujeres obtuvieran ‘reparación por la discriminación sufrida con base en el género’.

Walmart, por su parte, rechazó las acusaciones de las mujeres y dijo que la compañía ha ganado premios por las prácticas de trabajo amigables con las mujeres.

‘Walmart ha tenido por muchos años políticas fuertes contra la discriminación y estas políticas están en su lugar para asegurar que las mujeres sean promovidas y se les pague bien’, dijo el vocero de la compañía, Greg Rossiter, cuando el caso llegó a la Corte Suprema.

Lo cierto es que la cadena minorista se salvó de la mayor demanda por sexismo de la historia.

Puerto Rico

En Puerto Rico, una mujer agredida por su amante no está protegida por la ley para la prevención de la violencia doméstica porque no está casada con el hombre que la agredió.

Esa fue la decisión que tomó la Corte Suprema de la isla en marzo de 2011, al ratificar la decisión de una instancia judicial inferior sobre una mujer separada (pero no divorciada) que fue golpeada por su nueva pareja.

El dictamen de la corte, como explicó el juez Erick Kolthoff Caraballo, ratifica que la ley para la prevención de la violencia doméstica no aplica dentro de ‘relaciones adúlteras’.

El juez agrega que la decisión no significa que la mujer quede desprovista de protección porque ‘cuenta con remedios análogos para proteger su vida e integridad y hacerle finalmente justicia’.

Pero para Marianne Mollmann, directora de apoyo a los derechos de las mujeres en Human Rights Watch, la Corte Suprema envió ‘un mensaje de que algunas mujeres pueden no merecer igual protección del Estado’.

Agregó que ‘es el mensaje equivocado para presentar en una sociedad donde la violencia interpersonal es un problema serio’.

México

Desde hace varios años se utiliza en México el término de ‘las juanitas’ para referirse a las mujeres que se postulan a un cargo a petición de un partido político para cumplir con las reglas de equidad de género y que una vez elegidas renuncian para dar paso al segundo de la lista -un hombre-.

El término se acuñó en referencia al exdelegado de la vicealcaldía de Iztapalapa, Rafael Acosta, alias Juanito, quien aceptó renunciar al cargo para dejar el puesto a una mujer.

A principios de este año, el tribunal electoral mexicano ratificó una sentencia de noviembre de 2011 para atacar ese fenómeno y, al mismo tiempo, continuar garantizando una cuota mínima de representación femenina de por lo menos el 40% en las candidaturas a diputaciones y senadurías.

‘Tratándose de candidatas propietarias -del cargo- será obligatorio que lleven como suplente a otra mujer, lo que pondrá fin al fenómeno de las ‘juanitas’, al menos en la integración final de las Cámaras del Congreso federal’, dijo Women’s Link Worldwide, una de las organizaciones de derechos de género que aplaudió la medida.

‘Es significativo que el tribunal decida pronunciarse sobre cómo la ley debe ser aplicada para que cumpla con su objetivo’, agregó.

 

Fuente:
www.el-nacional.com

 

0800jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *