0

Denise Yepez, o cómo descubrió la palabra empoderamiento

Denise Yepez ganó el primer premio en el concurso Historias de Vida VVV, cuyo premio recibió el pasado 30 de marzo de manos de la presidenta de esa organización, María Cristina Parra y de la coordinadora del jurado, Adela Vivas. A continuación la historia escrita de y por Denise.

Uno de los ejercicios que más nos cuesta a la hora de presentarnos en algún taller y curso de Voces Vitales es hablar de una misma y describirnos. A continuación les contaré mi historia y como ha influido de manera significativa en mi vida.
Soy una mujer de 54 años de edad, estudié Publicidad y Mercadeo, soy activista político con Diplomado en Gerencia Política, Gestión Pública y Gobernabilidad.

Mi infancia con recuerdos de un papá ausente, y una sobreprotectora mamá, que me marcó, para ella yo era incapaz de hacer cosas por mi cuenta sin su intervención y así hasta el bachillerato, no me dejaba salir sola, no terminé estudios de Administración a mis 22 años y a los 23 apresuré casarme por lo civil y por la iglesia con el padre de mi único hijo, una hermosa boda, una frustrada luna de miel virgen y una insípida vida juntos por 12 años, que culminó en un divorcio.

Pasaron dos años y me vuelvo a casar con un ser maravilloso que era 10 años mayor que yo llenándome de alegrías por 5 años hasta que fallece luego de una dura lucha contra el cáncer.

Con los años entra a mi vida un cautivador joven cuatro años menor que yo, una maravilla y excelente persona guapo, supuestamente solvente , ofrece sus servicios de mantenimiento de los equipos en mi tienda, lo cierto es que le firmé el contrato por una semana, me casé con él sin conocerlo, me dejé manipular presentándose como todo un caballero lo cual hacía que me atrajera más y resultó un calvario, él ganaba muchísimo dinero y nunca tenía, le di acceso al dinero y capital de mi tienda, estaba cómoda y sin embargo sentí la necesidad y quise hacerme un delineado de cejas en una prestigiosa estética Profashion, donde en un solo día me desfiguraron el rostro con la anestesia y el biopolímero que me sugirieron, después de esto no me desinflamó el rostro y mis párpados quedaron abultados, ocasionando enrojecimiento permanente y gránulos incrustados en mi rostro alrededor de mis ojos, no había marcha atrás y decidí denunciar en el órgano competente, sintiéndome doblemente victimizada por el trato de cuestionamiento quien recibió la denuncia, se determinó, que los productos estaban contaminados y su aplicación fue excesiva y en área inadecuada, mi autoestima estaba en el piso busqué un abogado, me asesoró que dijera que quien aplicó el producto no tenía culpa sino la empresa y descubrí que pactó con el defensor de mi agresor hasta el punto de abandonar mi caso, entré en una profunda depresión al punto de encerrarme, dejé todo, me aislé de amigos perdí mi negocio, el ludópata aprovechó mi ausencia , me separé enferma con fibroma que creció de 2cm a 13cm, busqué ayuda psicológica, hasta que la palabra empoderamiento me llamó la atención me recomendaron hacer un taller que se llama Liderazgo Político en Perspectiva de Género, fue excelente dictado por Evangelina García Prince, gracias a ese taller fue como un despertar, como quitar una venda en los ojos y continué con todos los módulos que me presentaban, estoy infinitamente agradecida porque gracias a Voces Vitales de Venezuela con ese equipo maravilloso de mujeres inteligentes, preparadas, luchadoras con una sensibilidad a flor de piel pude descubrir mi capacidad interior, puedo pararme ante cualquier publico me han dotado de todas las herramientas que necesitaba para descubrir de lo que era capaz de hacer y cómo enfrentar ese desbalance en lo que a género, equidad y a estar más informada sobre la tipificación de la violencia y como no dejarme invisibilizar mas ni permitir agresión alguna tanto a mi persona como a las mujeres que conozco.

Acabo de culminar el Diplomado Liderazgo y Empoderamiento de la Mujer los logros obtenidos con esos conocimientos y lo beneficioso a otras los explicaré con detalles en su oportunidad, lo que si estoy completamente segura es que no me dejaré manipular nunca más y aquí estoy como ejemplo de que mi sumisión quedó en el pasado gracias a Voces Vitales, mi vida cambió.

Para mí ha sido fuerte superar esta agresión, física y psicológica, más los costos monetarios en intentos de revertir el daño, y todo ha quedado como intentos fallidos, ya tendré la oportunidad de dar mi testimonio completo para evitar este tipo de daño se repita con la frecuencia que encontré mientras revisaba mi caso.

LOGROS DESPUES DE VVV: Ya no me da pena exhibir mi rostro, descubrí gracias a Voces Vitales que tengo otras capacidades en este mundo cargado de oportunidades.
Gracias a VVV dejé de ser la Secretaria de organización de una parroquia y logré ser Secretaria Regional en un cargo que solo se le daban a hombres.

prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *