0

Falta de reglamento favorece impunidad en casos de violencia de género

violencia-mujer-webGlobovisión 3 sep, 2014 Fuente de la noticia: María Gabriela Fernández

Para algunas mujeres, estar en casa puede ser más peligroso que salir a la calle. No es que no tengan el riesgo de recibir una bala perdida o de ser asaltadas en la ciudad, sino que padecen de la violencia en los propios cuartos de su hogar.

Registros extraoficiales recabados a partir de los ingresos a la morgue de Bello Monte revelan que al menos 62 mujeres han fallecido de forma violenta en la Gran Caracas en lo que va de 2014. Estos homicidios responden a dos causas fundamentales: por una parte, la actuación del hampa callejera; y por la otra, en mayor medida, la acción criminal de hombres cercanos a las víctimas.

Los últimos cuatro homicidios de mujeres registrados en la ciudad corresponden precisamente, a esta segunda tipología, y ocurrieron durante los últimos diez días de agosto.

El 21 de ese mes, Damady y Jenny Hernández, de 45 y 33 años respectivamente, fueron asesinadas por su hermano menor durante un supuesto acto de exorcismo en el sector Media Villa, cerca del túnel de Los Ocumitos. Cinco días más tarde, en el sector Buena Vista, Valentina Itriago, de 60 años, fue degollada por su propio hijo, quien también mató a su padre antes de suicidarse. Por último, el sábado 30 de agosto, la teniente del ejército Diangel Yelitza Muñoz, de 26 años, fue asesinada en su apartamento en Fuerte Tiuna por su esposo, un sargento mayor quien, después, se quitó la vida.

Hisvet Fernández, coordinadora del núcleo larense del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres (OVDHM), distingue al arraigo de conductas machistas “propias de una sociedad patriarcal” como causa de base de estos homicidios. Sin embargo, insiste en que “el Estado tiene la cuota mayor de responsabilidad porque se ha comprometido, sin lograrlo, a combatir patrones de violencia contra la mujeres”.

Marco insuficiente
Aunque distingue que el actual Gobierno ha tomado como bandera la inclusión y defensa del género femenino en sus discursos. Fernández considera que los esfuerzos no han sido suficientes para frenar los homicidios.

Precisamente, la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia se promulgó con la intención de dar fundamento a la defensa por la igualdad de género en el país. Sin embargo, el sector lleva siete años a la espera de que la Asamblea Nacional apruebe un reglamento que rija la aplicación de esta Ley.

Para la defensora de los Derechos Humanos, “mientras no exista un reglamento, la Ley es aplicada de manera discrecional por los funcionarios, porque ellos no cuentan con un criterio único para manejar los casos desde una perspectiva de género, con lo cual muchas denuncias se pierden”.

Esta situación se ha vuelto, según Fernández, un factor determinante para que “la mayoría de los episodios de violencia contra la mujer quede sin resolverse” durante un período en el que, lo que tal vez se denunció como una primera agresión, puede desencadenar en un homicidio.

Ofelia Álvarez, directora general de FUNDAMUJER, también califica como “deficiente” la atención de las autoridades ante las denuncias realizadas por las víctimas. Coincide en que, en ocasiones, no son tomadas de la manera correcta y añade conocer episodios en los que “cuando se denuncia no hay seguimiento al caso, a las medidas que se dictan. Muy a menudo el expediente pasa más de 4 meses en el Ministerio Público lo que hace que no prospere acorde a La ley”.

De acuerdo con las investigaciones de OVDHM, 99% de los casos de violencia contra la mujer quedan sin una sentencia firme por parte de un tribunal.

Romper el cerco
La Memoria y Cuenta del Ministerio Público registra que en 2013 hubo un total 102.676 causas egresadas vinculadas a delitos de violencia de género, de las que 96.766 se transformaron en actos conclusivos y 5.910 en otras acciones.

Sin embargo, en la OVDHM aseguran que todavía queda mucho por resolver en cuanto a la cantidad de casos que finalmente son llevados a instancias legales. De acuerdo con sus estudios, por cada mujer venezolana que se ha atrevido a denunciar, hay otras diez que han tolerado la violencia en silencio. Aún cuando esto las coloque en riesgo de convertirse en potenciales víctimas fatales.

Ante este panorama, Fernández exhorta a las mujeres a alzar su voz y tomar la valentía como salida, a pesar de las contrariedades. “Toda mujer que esté en una situación de incomodidad en cualquier tipo de relación debe denunciar la situación de inmediato. Solo así podrá cortar el ciclo de la violencia antes de que esa violencia se la lleve a ella, o a los dos”.

Algunos números telefónicos en los que se puede solicitar apoyo gratuito y confidencial son:

Ministerio para la Mujer y la Igualdad de Género: 0800-MUJERES ó 0-800-6853737. Horario de atención: de 7am a 7pm.
FUNDAMUJER (ONG especializada): 0416.607.12.73, 0414.243.89.13 y 0414.328.11.96. Horario de atención de 7am a 10pm.

 

prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *